Un barco abandonado: “El Panagiotis”

Históricamente, por cosas de la vida, existieron ciertos barcos que terminaron de una manera desastrosa. Hoy vamos a centrar nuestra atención en el Panagiotis.

La playa de la cueva de los contrabandistas (situada en la isla de Zante, que curiosamente hasta los primeros años de la década de los 80 era sólo una magnifica y tranquila playa de arena) ahora es una de las más comentadas de Grecia, precisamente por el caso del Panagiotis.

En 1982, en uno de sus apasionantes viajes por alta mar, el barco Panagiotis (que transportaba tabaco de contrabando) fue sorprendido por una patrulla de la aduana. De primeras logró escapar de la patrulla, pero finalmente fue acorralado en la costa noreste de Zante cayendo una tormenta de mil demonios.

El capitán del barco decidió que antes muerto que sencillo y que jamás les iban a pillar con la mercancía. Lo que hizo fue dirigir el barco hacía las rocas hasta terminar inmóvil en la playa, arrastrado por la marea.

Desde ese preciso e histórico día la playa se hizo famosísima y en la actualidad son muchos los turistas que se acercan sólo para recordar aquella curiosa historia que rodea al Panagiotis.