Una luna azul para acabar el año. ¡FELIZ 2010!

Dado que los meses del calendario gregoriano, que es el que usamos en la mayoría de los países occidentales, tienen una duración media de 30,5 días, y que el tiempo medio entre dos lunas llenas es de 29,5 días, cada año solar tiene aproximadamente once días más que el año lunar.

Esta diferencia de días se va acumulando de tal forma que cada dos o tres años (para ser más exactos cada 2,7154 años de media) hay un mes -y en algunos años dos- en el que hay dos lunas llenas, fenómeno que en inglés se denomina blue moon, luna azul, aunque la Luna en realidad no cambia de color.

Y este año resulta que tenemos una luna azul justo en la noche de fin de año, concretamente a las 20:13 (hora de España, UTC +1), lo cual no deja de ser una curiosa coincidencia, aunque para los países que nos llevan unas horas de ventaja en realidad esta luna azul no será de fin de año sino de año nuevo; la otra luna llena del mes fue el pasado día 2 a las 8:32.

El que una luna azul coincida en fin de año, por cierto, pasa más raramente. La anterior fue en 1990, y la próxima no será hasta 2028.

Pero en cualquier caso, que despidáis bien el año.

(Homer Tribune y algunos datos más en Ciencia@NASA).

Anuncios