El Madrid ficha al mejor proyecto de FIFA World Player y Balón de Oro

Karim Benzema es el cuarto fichaje del Real Madrid de Florentino Pérez. La superproducción va tomando cuerpo y a dos meses del inicio de la temporada más ilusionante para elKarimBenzemaOL madridismo, Pellegrini ya tiene su tridente mágico: Kaká, Cristiano Ronaldo y Benzema. O lo que es lo mismo, al mejor jugador del Calcio, de la Premier y de Le Championnat. Los cracks de cada liga, reunidos en el Bernabéu. El francés es el goleador que el club buscaba después de que se truncase la operación David Villa. La apuesta del Real Madrid es de futuro porque ha fichado al Ronaldo de los próximos años, al mayor talento joven que existe en el planeta fútbol. A sus 21 años, Benzema es un portento físico que ha asombrado por su velocidad, manejo de ambas piernas y capacidad de definición. Y todo por un precio más que asequible. Jean Michel Aulas, el durísimo negociador que ha hecho del Olympique de Lyon el club que mejor vende a sus futbolistas, le tasó en 100 millones de euros hace sólo un año. Hoy, Florentino Pérez puede presumir de haber fichado a la joya de la corona francesa por 35 millones, 25 menos de los 60 que empezó pidiendo hace un mes y 10 menos de los 45 con los que arrancó esta negociación. El Real Madrid ha fichado a un jugador que está llamado a ser un año de éstos -seguramente más pronto que tarde- FIFA World Player y Balón de Oro. Hasta ahora, el Real Madrid de Florentino contrataba a estrellas que venían con su trofeo debajo del brazo, pero el reto de Benzema es diferente: conseguir con la camiseta blanca el premio al mejor futbolista del mundo. El francés no se ha visto en otra igual, ya que tener a dos cracks como Cristiano Ronaldo y Kaká surtiéndote de balones es un priviliegio que le puede convertir en el mejor goleador del mundo. Y aún faltan por llegar más. Este Madrid asusta.

Anuncios

50.000 razones para valorar lo que significa el ‘Floren Team’

kaka en el bernabeu

Es muy probable que ni el propio Jorge Valdano, cuando definió el proyecto de Florentino Pérez como una superproducción, alcanzase a intuir lo que se vivió ayer en el Santiago Bernabéu. La presentación de Kaká se convirtió en una apoteósis de madridismo de una magnitud inimaginable.

Reunir a 50.000 personas en la puesta de largo de un futbolista, con el único pero ilusionante reclamo de verlo vestido de blanco, demuestra que los principios que rigen el modelo Florentino son los cimientos idóneos para edificar la regeneración del madridismo. El entusiasmo de una afición completamente entregada, emocionada y agradecida, erizó el vello a todo el planeta futbolístico que, a través de la televisión y de la red de redes, asistió asombrada a un espectáculo nunca visto.

En el epicentro de tal maremoto balompédico, un joven de 27 años estupefacto ante la admiración y el cariño que le profesa su nueva afición… ¡¡¡sin siquiera tocar el balón!!! Kaká entendió ayer lo que significa el Real Madrid y lo que significa Florentino Pérez. El acto de anoche fue al fútbol lo que el Circo del Sol es al circo: un espectáculo diferente capaz de maravillar a quienes ya creían haberlo visto todo.

Resulta cuando menos paradójico que esta grandiosa presentación de Kaká coincida con la primera crisis importante del Barcelona, enredado en una tensa pelea con Etoo que le está quitando el sueño a Laporta. El sabio refranero ya advierte que la risa va por barrios y, en este momento, la sensación de euforia está evidentemente localizada en el Santiago Bernabéu. El Real Madrid ha recuperado, de un plumazo, su lugar en el mundo, esa imagen universal que siempre le ha caracterizado y que tristemente había perdido en los últimos dos años y medio. Y atención al próximo terremoto: lunes 6 de julio, Cristiano Ronaldo.

Fuente: MARCA