Instrumentos de tortura (I)

Encontre un interesante articulo que describia las principales torturas usadas durante la Edad Media, es increible lo que una mente puede llegar a inventar para joder a otra hasta tal extremo:

Zapatos de castigo: Los zapatos eran usados a menudo junto con la picota vertical (un dispositivo que sostiene tu cabeza y muñecas en un sitio mientras estas de pie). ¿Cuánto tiempo crees que podrías pararte en la punta de tus pies antes de que tengas que descansar tus talones en esas espinas de hierro?


Tenedor del herejeEl tenedor del Hereje:
El tenedor del Hereje fue un dispositivo de tortura, que trataba más o menos de un pedazo de metal con dos “tenedores” de dos puntas a cada extremo así como un cinturón o cinto unido a él. Un extremo era presionado bajo la barbilla y el otro en el esternón, y la cinta amarraba el dispositivo al cuello. Esto inmovilizaba efectivamente la cabeza con la extensión total del cuello, causando gran dolor. Las cuatro afiladas puntas alojadas bajo la barbilla y el esternón estaban diseñadas para permitir a la victima suficiente rango de movimiento en su boca como para murmurar una confesión.


taburete de sumersion.Taburete de Sumersión:
Usado principalmente en mujeres (como en el caso de la mayoría de torturas pseudo-sexuales), el taburete de sumersión zambullía a su ocupante en un río tanto tiempo como las autoridades vieran conveniente. La sumersión era una forma de tortura y castigo que fue aplicada a las supuestas brujas. En un juicio de calvario, las supuestas brujas eran sumergidas en un tanque de agua o un pozo, y luego las sacaban despues de un tiempo, dándole permiso para confesarse. Si confesaba, era asesinada. Si no confesaba, la volvían a sumergir. Este proceso usualmente se repetía hasta que la víctima se ahogaba o se rendía y se dejaba ejecutar de otra forma (en la horca o, raramente, en la hoguera).

Las Botas: Las piernas de la víctima eran situadas entre dos tablones de madera y atadas con cuerdas. Entre las cuerdas los torturadores ponían cuñas que martillaban violentamente. Cada vez que una cuña era martillada, una porción muy fina del hueso de la espinilla era destrozada. Los atormentadores podían martillar al menos una docena de cuñas encima y debajo de las piernas. Cuando las botas eran removidas, los fragmentos de hueso caían a pedazos y la piel las piernas bajas solo servía de bolsa para contenerlos.

tortura de agua.

Tortura de Agua: Es la única tortura Europea no medieval de nuestra lista. El agua era la favorita entre los guardias japoneses de los prisioneros de guerra durante la segunda guerra mundial. La víctima primero era amarrada con alambre de púas y su boca llenada con trapos. Luego, los guardias deslizaban un tubo por el pasaje nasal de la víctima y llenaban su barriga con agua. Una vez que terminaban, los guardias patearían y golpearían la parte media de la víctima hasta que su estómago reventara y se muriera.