Instrumentos de tortura (II)

Zarpa de Gato: Esta era usada simplemente para arrancar lentamente la carne de la víctima, muchas veces hasta llegar al hueso.

La Mesa de Torturas: Hace exactamente lo que parece que hace: la mesa jala tu cuerpo de un extremo al otro hasta que tus miembros son lentamente arrancados de sus articulaciones. La Mesa de Torturas consistía en una mesa de madera, rectangular redondeada, un poco elevada del suelo, con una rueda en uno o ambos extremos, con una barra fijada en uno de los extremos, en la que se sujetaban las piernas, y una barra móvil en otro extremo donde las manos eran atadas. Los pies de la víctima eran sujetados a un rodillo, y las muñecas eran encadenadas al otro.

Descuartizamiento por Caballos: El descuartizamiento por caballos es la Mesa de Torturas llevada al siguiente nivel y fue reservada solo para los asesinos y aquellos que habían intentado asesinar a nobles o a miembros de la Realeza. Cada uno de los miembros del prisionero eran atados a un caballo y los caballos eran azotados simultáneamente de modo que cada miembro sería arrancado del cuerpo en un instante. Uno de los favoritos del público.

La Pera: Dependiendo del género del condenado, la pera era puesta en el ano o la vagina en su forma delgada para luego ser abierta en flor en una posición incómoda

Purificación del Alma: En muchos países católicos, el Clero creía que el alma corrompida de una persona condenada podía ser purificada si era forzada a consumir agua hirviente, carbones ardientes o ambos. Por supuesto esto le pasaba a los prisioneros antes de que fueran castigados por sus crímenes. Una suerte de “pre-tortura”, se podría decir.

La Jaula Colgante: La víctima de la foto es una de las suertudas porque la mayoría de los ocupantes eran enjaulados completamente desnudos para exponerlos al frío extremo o al calor extremo del clima. Y… la mayoría de los prisioneros enjaulados eran usualmente colocados ahí solo después de haber sido sometido a otros tipos de torturas físicas extremas. Pero espere, ¡aún hay más! Las víctimas eran dejadas en la jaula hasta que morían por el clima o de sed, lo que podía tomar semanas.

Anuncios